Skip to content
Modelo atómico

Modelo Atómico de Dirac-Jordan

Modelo Atómico de Dirac-Jordan

En el mundo de la química han habido eventos que han marcado un antes y un después.
En la revolución científica la cual ha liderado el movimiento del conjunto de conocimientos científicos.

La cual se encarga y se ha encargado permanentemente de estudiar todos aquellos fenómenos.
Y factores que influyen en la consecución de los resultados más interesantes y relevantes de nuestra era.

Podemos tomar en cuenta los modelos atómicos, como la sintonización más directa y fidedigna.
De lo que representa la química.
Una ciencia encargada de revelar los misterios más importantes y trascendentes a nivel molecular del planeta y el universo.

Origen del modelo atómico de Dirac-Jordan

Estos modelos atómicos, tuvieron su génesis cuando el químico inglés.
John Dalton propuso la existencia de una partícula cargada eléctricamente llamada átomo.
Que serviría no solo para darle una significación aún más clara, concisa y relevante.

De todo lo que conocíamos hasta el momento, sino que además.
Le permitió a la comunidad científica de principios del siglo XIX adentrarse en el fascinante mundo de la estequiometría.
Y dar los primeros pasos en medio de procesos que hoy en día resultan rutilantes y extremadamente conocidos.

Incluso para los profesionales que no se dedican directamente a esta ciencias.
De las reacciones y de los cambios materiales que se suscitan a menudo.

Además, permitió modular otros efectos naturales, que a su vez.
Permiten explicar fenómenos anteriormente desconocidos por grandes científicos.

El ejemplo que más a menudo podemos traer a colación, es el de la materia.
Cómo se genera la materia, cómo está conformada, de donde nace, ¿Realmente tenemos un peso real, dentro del universo?

O ¿Somos un cúmulo de átomos, una molécula que parece darnos una apariencia, un peso y una manera de desenvolvernos?
Pero que por otra parte en nuestra más mínima expresión, realmente nos quiere decir que no somos nada?

La revelación de J.J Thomson

Seguidamente, transcurrió  un siglo para que el mismo J.J. Thomson pueda revelar la existencia.
De partículas cargadas con un tipo de energía repulsivas entre ellas que no solo le otorgaba equilibrio al átomo.

Sino que además, le aportaba estabilidad, un concepto lógico viable que pudiese corresponderse.
Con la idea que tenían las mentes más brillantes de aquella época.

Con lo que se supone sería la teoría más plausible para corresponder y entender cómo es que el átomo.
Nos forma y forma todo lo que nos rodea, sino que además, fuimos capaces de darle una forma.
Una figura, una representación mucho más exacta de aquello que hasta hace cien años atrás.
La gente de ciencia, solo era capaz de ver.

Sin embargo, faltaban aspectos por abarcar; la disposición de los elementos del átomo dentro de su fisionomía.

La naturaleza, la materia y su disposición, no tienen una estructura fija.
Ni una forma, ni patrones definidos (O al menos, no en la mayoría de los casos).
Si podemos argumentar que a nivel más microscópico, la naturaleza, contaba con una estructura jerárquica que respeta.

Porque no sólo no sufre por la influencia de la alteración de los seres vivos.
Que en sí mismos son incapaces por cuenta propia de modificar su estructura y organización.
Sino que además, la naturaleza, dispone de este orden desde mucho antes de ser concebida como tal.

De esta forma, nace el modelo de Rutherford, tiempo después de que Thomson.
Un reconocido químico ganador del premio Nobel.

Aportes de otros cientos para el modelo atómico

Rutherford, le otorgó un orden a la estructura interna del átomo y concibió la presencia de un núcleo atómico.
Que contuviera la mayor parte de la masa y la densidad del espectro atómico y que además, fuera por sí mismo.
Independiente de los factores externos y estuviera recubierto por una nube química de electrones.
De mucha menor densidad que orbitaba en latitudes independientes alrededor de su centro de comando.

Poco tiempo después, Bohr, un importante químico austriaco.
Terminó por aportar a esta teoría la disposición exacta de los electrones alrededor del núcleo.
Y fue capaz de determinar, no solo como se producía la energía.
Al momento de que estos realizarán su recorrido intercambiando sus órbitas, sino que además.
Nos permitió conocer dichas órbitas con exactitud, para ser enmarcadas dentro del modelo atómico.

Tiempo después, Schrödinger introdujo conceptos avanzados de física cuántica.
Que permitían modular el átomo a un nivel mucho más exacta y con menos grados de error y equivocación.
Que sus predecesores e introdujo conceptos como el número de vueltas y el gasto energético que esto suponía.
En contraposición a la teoría de la producción de energía ilimitada y conveniente.

Modelo Atómico de Dirac-Jordan

Para darle una mayor exactitud, Paul Dirac y Pascual Jordan, se unieron para descifrar los enigmas del modelo atómico.

El spin del electrón visto de otra manera

Las similitudes entre los modelos de Schrödinger y de Dirac-Jordan renacen a simple vista cuando somos capaces de entender que las órbitas de los electrones.
Si bien está definida, no suele ser permanente y uniforme para todos sus ciclos.
Como dijo Bohr anteriormente, y postuló, los electrones liberan energía del átomo cuando intercambian trayectorias con sus partículas hermanas alrededor del núcleo.

Dicha trayectoria, podíamos creer, en el momento de trastocar, permanece igual independientemente del electrón.
Que tomara poder de ella en un determinado momento.
Schrödinger, introduce el concepto del spin.
Una manera suscita y universal de describir la trayectoria del átomo, como medida angular.
Otorgándole una dirección, un posible grado de desviación, y por supuesto, un inicio y un final.

Modulado por el hecho de que un electrón podía tener tantos spines.
Schrödinger lo describe por medio de una ecuación relativista que involucra la mecánica angular y sus características.

Dirac-Jordan inculcan al modelo las teorías de la física cuántica

Gracias a esta ecuación éramos capaces de extraer datos que antes eran relativamente imposible de determinar.
Pero extremadamente significativos para los experimentos de química.
Y física cuántica que requerían de rellenar vacíos argumentales en sus postulados.

Con esto permiten determinar de forma más exacta cuantos spines son capaces de realizar por un átomo.
Antes de alterar su órbita y con ello, su trayectoria.

Cuando las partículas cargadas negativamente (electrones).
No se prestaban a sí mismas para ser conocidas por su infinitesimal tamaño.
Y la dificultad que se presentaba para conocer sus patrones y sus trayectorias, tuvo que aparecer la física cuántica.

Paul Dirac, formuló una teoría y una ecuación que permitía conocer la trayectoria.
El momento, la velocidad y demás datos de un electrón, porque pequeño que este fuese.
Y por ende, la cantidad de energía que era capaz de liberar.

Schrödinger, había intentado predecir dichos datos sin éxito.
Llegando a la conclusión de que no existían aún postulados ni normas de medida que permitieran llegar aún a esas latitudes.

Luego del cambio de enfoque de Dirac-Jordan, dicho modelo no solo tuvo suficiencia por sí mismo, sino que además, fue capaz de sobrevivir y explayarse hasta sus conceptos más ínfimos y reducidos, como una expresión viviente de lo reducidos que podemos llegar a ser, cuando se desentrañan todos nuestros misterios.

Importancia de la ecuación de Dirac

A niveles científicos, la ecuación de Dirac fue capaz de rellenar varios vacíos existenciales que sus predecesoras de plano, ignoraban argumentando la falta de datos y de teoría relacional que fuera capaz de introducir conceptos que ayudarán a aproximar estos enigmas.

Antes de Dirac, la importancia del movimiento del electrón dentro del átomo estaba definida por una órbita  capaz de encontrarse o supuesta por Bohr, poco antes de que Schrödinger formulara su propia ecuación matemática, con la esperanza de que la mecánica newtoniana fuera capaz de explicar por sí misma la existencia de una liberación de energía constante por parte de los electrones.

Modelo Atómico de Dirac-Jordan

Dicho de otra forma, esta liberación de energía de los electrones, sólo podía darse en condiciones atmosféricas específicas y traía consigo otros detalles que no formaban parte del catálogo científico de las ecuaciones matemáticas que conocíamos hasta hoy en día, encabezadas directamente, por ejemplo, por la concepción de cuánta energía era capaz de liberar la materia por su propia cuenta, y de qué manera tenía que hacerlo.

Se introdujo el concepto de spin, como una suerte de entropía directamente relacionada al concepto de los electrones que por sí misma, era capaz de explicar algunos detalles que le otorgaban raciocinio al electrón.

Puede conjeturar como aquella magnitud física, ajena a la velocidad,  la rapidez,  la aceleración y al destino del electrón, permitía que dichas características, de hecho, eran reales dentro del contexto físico al que se refiere y del que hacían mención.

Estas características, además, solo podían trascender en un entorno que parecía imposible por medio de las mecánicas de Schrödinger, aunque escudadas en el hecho de que su modelo era capaz de descifrar dichas trayectorias, siendo ajenas a los conceptos metafísicos que ya conocíamos anteriormente.

Impacto directo en la física moderna y la producción de energía

La ecuación de Dirac,  tuvo la capacidad de introducir estos conceptos y liberó dudas que azotaban a la comunidad científica hasta poco antes de concebidos sus descubrimientos, como por ejemplo, la capacidad que tenían algunos átomos y partículas de liberar energía en ráfagas determinadas de manera no lineal.

También  el concepto que tenía de que la realidad cuántica era mucho más profunda y que no se le había dado un origen directo y conciso a la materia, permanece con muchas dudas a pesar de los aportes concedidos por el bosón de Higgs, hasta pocos años atrás.

Dichas teorías, resaltan porque además, elimina las probabilidades negativas, pero que funcionaban como único medio enigmático para de alguna manera, darle una explicación a un concepto que poseía una singularidad característica que la hacía especial y única dentro de su universo.

Modelo Atómico de Dirac-Jordan

La ecuación de Dirac, fue, en sí misma, más trascendente que su modelo y el descubrimiento de las mecánicas de las que fue partícipe, pueden igualarse con la concepción de modelos como los que expusieron las mecánicas de Newton, de Einstein, de Maxwell o de Thomson.

A un nivel químico molecular, podemos compararlo con las teorías de Planck y seguimos siendo capaces de encontrar más relevancia, aunque su principal objetivo, hubiese sido en un principio desentrañar los conocimientos que no se tenían sobre el comportamiento del electrón.

Sin dejar de lado acerca de las aplicaciones que este podía llegar a concebir en un contexto científico exacto y pulcro, capaz de entenderse en toda su concepción.

En conclusión, dicha energía la pueden calcular  y moderada y además extraída y modificada y desde hacía algún tiempo. La radioactividad es una rama científica aun con mucho por explorar y también permitió expandir a niveles únicos.

 

Modelo Atómico de Dirac-Jordan
4 (80%) 6 votes